Cristalería

Nuestra actividad principal es la elaboración de productos de doble acristalamiento aislante, combinados con vidrios de baja emisividad, control solar, laminados acústicos y de seguridad, vidrios templados, antifuego, etc.

Vidrios templados

Nuestros vidrios templados de alta calidad, superan las pruebas mas exigentes para cumplir con la homologación de productos CE. De igual manera, se suministran todos los accesorios y herrajes necesarios para las instalaciones mas exigentes.
Un vidrio templado, básicamente, es un vidrio monolítico sometido a un proceso de calentamiento y enfriamiento en un corto espacio de tiempo de manera que aumenta notablemente su resistencia a las tensiones de origen mecánico (flexión, choque…) y térmico (diferencias de temperatura), y todo ello sin afectar a las propiedades espectrofotométricas del producto base, lo que lo convierte en un producto de seguridad de excelentes resultados.

Características principales

La principal característica es una enorme resistencia a choques, llegando en ocasiones a superar la potencia de un impacto diez veces superior al que soportaría un vidrio monolítico del mismo espesor.

  • Buen comportamiento y resistencia ante la flexotracción, siendo la mas alta de los vidrios conocidos, del orden de 120 MPa.
  • Son resistentes a las diferencias de temperatura, soportando variaciones de hasta 200 ºC.
  • Tienen una fragmentación característica en pequeños trozos de vidrio, minimizando en consecuencia las heridas por cortes profundos. Es por ello que lo convierte en un excelente componente para la seguridad y para todos aquellos espacios en los que se quiera eliminar riesgos.

Se utilizará vidrio templado tanto en interiores como en exteriores, componiendo incluso parte de dobles acristalamientos.

Aplicaciones clásicas

  • En exteriores:
    • mobiliario urbano
    • paneles informativos
    • pistas deportivas
    • entradas de edificios
  • En interiores:
    • vitrinas, tapas de mesa
    • Puertas de paso
    • Separadores de ambientes
    • Mamparas de ducha y de cualquier tipo

En resumen, todo aquel ambiente que requiera de un paso y uso frecuente de personas.

Vidrios laminados

Los vidrios laminados, se componen de dos o más vidrios unidos por interposición de una o varias láminas de plástico (butiral de polivinilo). Mediante un tratamiento térmico y de presión se consigue la adherencia vidrio-butiral idónea.
Variando el número o espesor de cada uno de sus componentes, se obtienen distintas composiciones de la gama de vidrio laminado de seguridad con características diferentes para responder a las necesidades específicas que se soliciten.
Existe una posibilidad de aumentar las propiedades de seguridad, laminando, si se requiere, varios vidrios templados, aumentando considerablemente la resistencia a impactos, permitiéndonos conservar las propiedades de los vidrios laminados. Este caso es muy utilizado en arquitectura contemporánea para fachadas exteriores y separaciones de oficinas.

Propiedades principales

  • Rotura del vidrio: En caso de rotura del vidrio, los fragmentos del mismo permanecen adheridos al butiral y el conjunto dentro del marco, ofreciendo así una seguridad máxima tanto para personas (reduciéndose el riesgo de accidente) como para bienes (la lámina de plástico dificulta el paso en caso de caída de objetos sobre cubiertas y acristalamientos).
  • Protección contra radiación ultravioleta: (Absorbiendo más del 95% de los rayos ultravioletas) Esta característica hace del vidrio laminado una selección perfecta para proteger tanto un interior como los objetos expuestos en un escaparate.
  • Propiedades térmicas: Los vidrios laminados son muy estables al soleamiento.
  • Durabilidad: Los valores de resistencia a flexión, tracción y compresión variarán en función del número y tipo de vidrios componentes, puesto que el conjunto no se comporta como un vidrio monolítico del mismo espesor.

Aplicaciones comunes

  • Escaparates
  • Arquitectura exterior
  • Separaciones en oficinas, despachos o clínicas
  • Protección para espacios interiores
  • Maquinaria industrial
  • Instalaciones deportivas
  • Mamparas de baño
  • Barandillas de escaleras

Vidrios aislantes

Los vidrios aislantes se componen de dos vidrios separados entre sí por un perfil separador que delimitan una cámara de aire estanca. La estanqueidad de la cámara queda garantizada por una doble barrera de sellado perimetral. La composición más básica de los vidrios aislantes, está formada por dos vidrios monolíticos de 4 mm de espesor, de perfecta planimetría y calidad óptica, separados por una cámara de aire de 6 mm.

El vidrio aislante es un excelente aislante térmico frente a un vidrio monolítico, ya que dificulta los intercambios de calor entre los dos ambientes separados por el acristalamiento, aislando tanto del frío como del calor. Este conjunto elimina el efecto de “pared fría” en las zonas próximas al acristalamiento, reduciendo las condensaciones sobre el vidrio interior, contando también con prestaciones de aislamiento acústico.

Cuando buscamos aislamiento térmico, un vidrio aislante básico es una solución eficaz frente a un vidrio sencillo. Ahora bien, al sustituir uno o los dos vidrios de 4 mm por otros vidrios especiales y/o al incrementar el espesor de la cámara, obtenemos una amplísima gama de composiciones de vidrios aislantes que añaden prestaciones complementarias.

Esta web utiliza cookies puedes ver aquí la política de cookies. Si continuas navegando estás aceptándola